Usted está aquí

Centro de Formación Profesional: la fábrica de sueños

Desde hace 18 años, la LBV brinda cursos de capacitación en variadas disciplinas, para jóvenes y adultos que buscan un nuevo camino en sus vidas.

Carlos Cesar Da Silva
Entrega de certificados a los alumnos que concluyeron los cursos del primer cuatrimestre 2019

Cuando Angélica Rodríguez llegó a la LBV, hace tres años, posiblemente no imaginaba que el Centro de Formación Profesional sería el puntapié inicial para un cambio de vida. Los problemas eran muchos, pero también las ganas de salir adelante. El curso de Pastelería fue el inicio, luego vino el de Panadería… Hoy elabora y vende 150 panes por día, y ya sueña con instalar su propia confitería. La LBV le dio una beca cuando más lo necesitaba, y ella puso toda la fuerza de voluntad. Esta es tan solo una, de las muchas historias que pueblan las aulas de este espacio educativo.

 

Jessica Domingues
Evaluación práctica del curso de Cocina.

El Centro de Formación Profesional de la LBV promueve la inclusión social y el espíritu emprendedor. Solo el año pasado, 376 alumnos participaron de 17 cursos, con un total de 1.188 horas de clases. Este año, desde el mes de marzo se llevan adelante 4 cursos anuales. Además, en julio 49 alumnos concluyeron con éxito la cursada cuatrimestral de Gastronomía Saludable, Opcionales de Pastelería, Panadería Profesional y Cocina. Y en agosto, comienzan otras 7 propuestas que se extenderán hasta diciembre.

El 30 de julio, se realizó la entrega de certificados a quienes concluyeron con éxito las clases cuatrimestrales. Luego del acto, todos celebraron junto a sus profesores con un lunch preparados por ellos mismos. Micaela Mendoza, una joven de 19 años, egresada de Panadería, expresó conmovida: "Este lugar es muy hermoso, toda la gente es muy cariñosa, el apoyo es incondicional. Les digo a todos los que tengan ganas de estudiar que aquí lo van a poder hacer y van a estar muy contentos y contenidos". 

Jessica Domingues
Evaluación práctica del curso de Cocina.

El Centro de Formacion Profesional de la LBV se sustenta parcialmente con los aranceles sociales que abona cada alumno (que oscilan entre $500 y $600) y sirven para brindar todos los insumos que se usan en cada clase. Para lograr su sutento total y poder proyectar el crecimiento de este espacio educativo, la LBV cuenta con el apoyo de los colaboradores. Por ejemplo, en este momento es primordial adquirir un horno pizzero, que permita abrir cursos de Pizzas, Panes, Empanadas y Tartas, tan requeridos. Por otra parte, la ayuda de la comunidad permite que la LBV pueda seguir brindando becas a quienes no cuentan con recursos para el pago del bono mensual.

Quienes quieran colaborar, pueden enviar un WhatsApp al: 11-3901-3009. Para información sobre los cursos, pueden ponerse en contacto al: 11-6516-4848.