Usted está aquí

Espiritualidad Ecuménica

Los valores Espirituales Ecuménicos inspiran todo el trabajo de la Legión de la Buena Voluntad.

La LBV tiene una base espiritual, y se encuentra inscripta en el Registro Nacional de Cultos con el Nº 5116.

Jesús, el Cristo Ecuménico, el Divino Estadista.

El brazo espiritual de la Institución lleva el nombre de Religión de Dios, cuya principal fuente de inspiración es el Nuevo Mandamiento de Jesús, que se encuentra en la Biblia Sagrada, en el Evangelio de Jesús según San Juan 13:34: "Les doy este testamento nuevo: que se amen los unos a los otros. Así como yo los amo a ustedes, así deben amarse ustedes los unos a los otros..."  

A partir de esta filosofía religiosa la LBV promueve el Ecumenismo sin Restricciones, como camino para lograr la convivencia armónica entre las personas y la comunidad.

Ecumenismo Sin Restricciones

Al hablar de Ecumenismo se hace referencia a la conciliación de las distintas religiones, así como de todo el conocimiento humano y espiritual, en una fuerza poderosa al servicio de los pueblos. Esta propuesta trasciende el campo de la religión y se extiende, sin restricciones, al campo racional, político, deportivo, científico, artístico, empresarial, en síntesis, al campo social.

Desde esta perspectiva, se propone una Sociedad Solidaria, basada en los valores más profundos del espíritu, en la que todas las personas sean iguales en derechos y responsabilidades. Una sociedad en la que Dios y sus Leyes de Amor y Justicia inspiren el compromiso y la libertad individual, a fin de asegurar la libertad de todos. Con esta propuesta Ecuménica se expresa la voluntad universal de vivir en Paz. -“Cuando hablamos de Ecumenismo, queremos decir Universalismo, por lo tanto Fraternidad sin fronteras”-  José de Paiva Netto, Presidente de la LBV

Conoce las actividades desarrolladas